Cómo poner control parental en el WhatsApp de tus hijos

Si por fin te has decidido a dejar que tus hijos tengan WhatsApp pero te preocupa el uso que puedan hacer de esta herramienta cuando tú no estás delante, el control parental puede ser una gran alternativa. A continuación te contamos cómo poner el control parental en el WhatsApp de tus hijos.

Consejos para poner el control parental en el WhatsApp de tus hijos

Sin duda las aplicaciones de mensajería instantánea se han vuelto parte de nuestro día a día, y es por ello que resulta perfectamente normal que los más pequeños de la casa también quieran utilizarlas, y que los padres se lo permitan para poder comunicarse con ellos de forma directa.

Ahora bien, los padres más preocupados por el uso que sus hijos puedan hacer del WhatsApp cuentan con ventajas tecnológicas como el control parental para poder supervisar lo que hacen sus hijos.

En WhatsApp los niños pueden encontrarse con muchos elementos peligrosos para su corta edad como el contenido para adultos, la adicción tras un uso intensivo, el acoso virtual y personas que intenten contactar con ellos sin buenas intenciones. De esta manera, los controles parentales en WhatsApp son interesantes para proteger a los niños de todo tipo de elementos no aptos para su edad como las bromas y vídeos para adultos. También son una buena alternativa para controlar el tiempo que los niños pasan utilizando WhatsApp, y una gran opción para enseñar a los más pequeños a hacer un uso responsable de esta práctica aplicación.

De esta forma, a la hora de poner el control parental en el WhatsApp de tus amigos, debes saber que cuentas con varias opciones como FamiSafe, YouPy, Hoverwatch o Kaspersky Safe Kids. Para poder utilizar estas herramientas de control parental tendrás que descargar las aplicaciones. Busca alguna que se adapte a la perfección al sistema operativo de tu teléfono y al de los pequeños, porque, aunque la mayoría de ellas son aptas para Android, no todas pueden utilizarse con la tecnología iOS.

Del mismo modo, a la hora de escoger la aplicación más adecuada para establecer el control parental en WhatsApp, deberías valorar las que cuenten con modo de prueba o con opciones gratuitas, para poder utilizar la que mejor se adapte a tus necesidades. Si no quieres descargar una app específica para ello pero quieres supervisar las conversaciones de WhatsApp de tus hijos te recomendamos revisar este artículo de kicktopick.com, dónde vas a poder encontrar algunas alternativas interesantes para vigilar lo que hacen los peques en esta app de mensajería instantánea.

Una vez descargada simplemente tendrás que activarla y configurarla para utilizarla con el WhatsApp de tus hijos. Estas aplicaciones te permitirán tener acceso a las conversaciones WhatsApp de tus hijos, pero también al resto de su teléfono móvil de manera remota en la mayoría de casos. Se trata de programas que permiten también revisar los contactos o ver las actividades en las redes, así como hacer capturas de pantalla por si en algún momento quieres comentar algo con tus hijos para evitar que esas conductas se vuelvan a repetir en el futuro.

Con estas aplicaciones de control parental también es posible filtrar los contenidos que van a ver sus hijos, controlar el tiempo que van a poder pasar en WhatsApp, gestionar sus horarios e incluso incluir alertas de uso para que los pequeños puedan hacer un uso mucho más responsable de WhatsApp.

Del mismo modo, estas aplicaciones pueden usarse de forma remota con las mejores garantías, y además incluyen normalmente sistemas de rastreo y de geo ubicación para saber en todo momento dónde se encuentran los niños cuando no estén con nosotros. También permite controlar el tiempo y bloquear mensajes y contenidos que puedan parecernos peligrosos para los niños.

Incluyen también límites virtuales para que si los niños se salen de la zona que consideramos como conocida recibamos una alerta rápidamente, y al poder monitorizar sus mensajes de WhatsApp sepamos dónde se encuentra o si le está sucediendo algo peligroso. Del mismo modo, permite revisar el uso diario que los niños hacen de WhatsApp, para reducir el tiempo de uso y establecer horarios más razonables que les permitan continuar con sus tareas diarias.

Esto es muy importante porque los niños no son capaces de controlarse como los adultos, y si no establecemos unas pautas concretas para la gestión de su teléfono móvil pueden volverse adictos a WhatsApp. Si los niños cuentan con su teléfono personal, además de establecer con ellos unas pautas concretas, una herramienta de control parental será la mejor forma de lograr que no puedan saltarse estos controles y bloqueos cuando no les estemos vigilando, y por tanto de que poco a poco interioricen cómo hacer un uso mucho más responsable de la aplicación WhatsApp.

De esta manera, con el control parental es posible por ejemplo, simplemente descargando la app y sincronizándola con el dispositivo de los pequeños, el bloquear WhatsApp cuando los niños estén en el colegio o tengan que hacer sus deberes para que no se distraigan. De esta forma los niños podrán enfocarse en lo que realmente es importante y utilizar WhatsApp solamente durante su tiempo de ocio.